¡Es un avión, es un cohete… noo! ¡Es un zorrito salvaje!

Aloha encarnación de la chisporroteante luminosidad, aquí María Raiti reportándose.

¿Qué estue haciendo en todoe este tiempo en que no te escribí? Estuve escribiendo para vos. Un libro. Que. Es. Magia. Pura.

Empecemos por presentarte a la criatura.

¡Yes baby! Escribí y publiqué un libro de juego libre donde compilo mi experiencia de doce años como guardiana de La Casa Naranja.

Me alegra que estés leyendo esto porque te estaba esperando.

De chica fui tremendamente tímida y me daba vergüenza contestar incluso cuando me decían buen día. Nací en las montañas y le fui fiel toda mi infancia al juego de recolectar piedras grises a la orilla del lago que al mojarlas se transformaban en resplandecientes gemas. De alguna manera he seguido dedicándome a eso mismo durante el resto de mi vida. 

Ahora bien. ¿Cómo es posible que te estuviera esperando? Porque sé que mi tarea no es para un solo individuo sino que pertenece a un nosotros. Con este libro entre tus manos, estás en el umbral de mi mismo camino. Ya se percibe cómo aparecen a tu lado un par de orejitas atentas y una naricita renegrida que desde hace —quizás— muchísimo tiempo anda rastreando un delicioso bocado. Los zorruelos de tu propia infancia, curiosos y despabilados están listos para llevarte de regreso a aquellos días en los que fuimos más encantadores, insobornables y salvajes. Si mi presencia te complace, me sentiría muy honrada de recorrer este peregrinaje a tu lado. 

Es tiempo de jugar, es tiempo de brillar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s