Blog

Los autitos de color rosa, el Yin-Yang y mi nuevo libro GRATIS

 

tapa libro 4 esencias de la genialidad femenina B
Click en la imagen para descargar el libro en pdf

Cuando me toca presentarme, me quedo unos segundos dudando. Nunca sé cómo definirme, porque básicamente soy una vanguardista autodidacta. Pero cuando contestás eso, la gente te queda mirando con una sonrisa extraña que me da miedo ver. Así que contesto otras cosas. Hoy por ejemplo, me da por contestar que soy madre. Específicamente de 3 varones, el mayor cumplirá 15 este mes.

Ayer en la cena, conversábamos de cualquier cosa y como al pasar, deslicé la pregunta:

¿Saben cuál es el alimento más cancerígeno del mundo?

¡El azúcar blanco!, respondieron los dos menores al unísono, como repitiendo una tediosa lección aprendida de memoria (como cuando alguien dice: ¿7 por 8? Y el coro responde al borde del hartazgo: ¡56!).

Ah, me quedé pensando, evidentemente ya se los había dicho antes… varias, varias veces.

Aun ayer, después de haber profundizado durante meses con gran optimismo en el valor del empoderamiento de las cualidades femeninas que derivó en la escritura de este libro, evidentemente volví al surco viejo del horror por las condiciones actuales de nuestro mundo.

Eso me pasa por escuchar entrevistas sobre la industria alimentaria y la infancia. Y me dan ganas de contarles que en la provincia de Quebec están prohibidas las publicidades para todo formato (físico y digital) de alimentos, dirigidas a niños menores de 13 años, desde 1980. Por tanto Quebec tiene un índice de obesidad infantil notoriamente menor al del resto de Canadá y Estados Unidos. Eso quería contarles. Pero sintonicé un bien mayor y logré tragarme mis palabras junto a la pizza de lentejas con cobertura de verduras.

 

Mamá, vos le decís pizza a cada cosa…

Sí, lo sé.

Pero esta rico, ¿eh?

Ah qué alivio, me digo a mí misma, no siempre me ligo ese piropo cuando intento hacer comidas sanas y atractivas a la vez. Así que para no arruinar las cosas, busco cambiar de tema.

¿Qué tal estuvo el almuerzo que les mandé hoy?

Ay, María, María, ¿no veías que es el mismo tema, el tema de la comida? Bueno, pero al menos no era sobre el envenenamiento de la infancia con azúcar y Mc Combos. A ver cómo sale… Y funcionó, porque terminamos hablando de una amiga que cumplió 15 años y fueron a la plaza a tirarle huevos y polenta a la salida de la escuela.

Mamá, yo no le tiré. No sé, no me gusta. Le querían hacer una emboscada. Yo traté de ayudarla. Fue divertido igual, todos la pasamos bien.

Y cuando quisiste ayudarla, ¿te tiraron a vos también?

Un poco, ya me limpié. Sabés que me pasa algo raro, últimamente mis compañeros me dicen que soy un ejemplo a imitar, no sé por qué.

Lo miro y me siento 100% feliz. No solo porque soy su madre y porque es, junto con sus hermanos, la persona que más incondicionalmente amo sobre esta Tierra, sino también por su modo tan varonil y a la vez libre de expresar cualidades femeninas tan indispensables para el mundo que le va a tocar transitar de adulto, un mundo muy diferente al que ahora conocemos. Habiendo pasado por experiencias escolares de gran maltrato, ahí está, hecho un pequeño hombre. Un joven que halló el poder del perdón desde la máxima simpleza, encontrando al fin su lugar de pertenencia entre sus pares y recibiendo reconocimiento, siendo fiel a su naturaleza interna, permaneciendo vulnerable y conectado.

Y se abre mi caja de memorias de crianza.

Recuerdo cuando era pequeñito. Entre los 2 y 5 años de edad deliraba por el color socialmente asignado a las nenas. Una vez, en una librería, pidió una regla rosada y se la compré. La vendedora, sorprendida, me felicitó.

No sabés la cantidad de nenes que piden cosas rosadas y las madres los retan súper mal. Se ponen locas.

También me viene a la memoria otra ocasión, cuando nuestro segundo hijito cumplió tres años. Una amiga muy querida le preguntó qué quería de regalo:

¡Un auto rosa!, contestó encantado.

¿¿Rosa??, preguntó desconcertada, no tanto porque tuviera un estereotipo con el color, sino porque no era una misión sencilla.

Finalmente, después de una semana de búsqueda, halló un auto de gran dimensión, para llevar muñecas del tipo Barbie y se lo trajo en un gran envoltorio de lo más satisfecha:

¡¿¿¿De qué color era el auto que querías???!, preguntó haciendo especial énfasis en la acentuación de la palabra color.
Azul, contestó él como quien no quiere la cosa.

Ella empalideció pero por suerte el pequeño ya estaba abriendo el envoltorio y se deleitó con su regalo. La pura verdad, el color no le importaba para nada, ni a favor, ni en contra. Era solo un color más.

Así como con los colores, ¡con tantas otras cuestiones! Desde lo más anecdótico como buscar buenas opciones para no excluir de las invitaciones a los chicos «difíciles», hasta lo más profundo como hacerles siempre el regalo de la verdad. Fueron muchas las decisiones de crianza en las que buscamos con su papá ser coherentes, transmitirles nuestros valores familiares y a la vez respetarlos en su particularidad, en los valores personales que cada uno de ellos encarna, más allá del deber ser que impone la sociedad.

Nos equivocamos mil y una veces. Claro que sí. Pero una parte tan importante de la tarea está hecha y puedo decir que me siento sumamente satisfecha. El balance es realmente positivo. Los miro cenando, por momentos riéndose juntos, por momentos buscando cómo provocar al hermano y, más allá de las olas temporarias del humor, veo que son tres muchachitos con integridad humana: las cualidades de lo masculino y lo femenino no pujan en su interior por subyugarse mutuamente, simplemente están integradas a su «caja de herramientas internas» y se manifiestan cuando son necesarias. Son creativos, son puros, son receptivos y, por sobre todo, son varones abiertos a experimentar y a expresar el amor. Son Yin. Pero también son luminosos, buscadores activos, inquisitivos, tenaces. Son Yang. Mis hijos son íntegros y siento el alivio de la confianza: realmente están preparados para el nuevo mundo.

Por mis hijos. Por los hijos y las hijas de la nueva tierra. Por sus madres y padres. Por todos ellos, escribí este libro. Que Gaia nos haga llegar su bendición femenina y se salve a sí misma. Que así sea.

Descargá GRATIS tu versión digital del libro haciendo click aquí.

Además, aquí mismo podés cambiar tu vida, descubrir tus dones, liberar tu principal bloqueo y activar tu transformación en solo 5 segundos. Todo eso y más genialidad aun en este seminario online gratis. Son solo 90 minutos para la liberación de tu genialidad femenina. Eso es tiempo bien invertido.

Quiero Postularme para la Formación de Facilitador de Juego Libre y Crianza

¡Te doy la Bienvenida! Estoy encantada de que quieras aplicar para la Formación como Facilitadora de Juego Libre y Crianza.

Como posiblemente ya sepas, la Formación no requiere estudios previos específicos pero las vacantes son muy limitadas para garantizar la calidad del proceso de aprendizaje personalizado. Por ello te ofrezco una entrevista inicial de admisión para que las dos estemos seguras de que ésta es realmente la respuesta indicada para esa búsqueda que ya sentís latir en tu corazón 💗

Por favor completa el siguiente formulario con una propuesta de escritura lúdica y elegí el horario que más te conviene para hacer la entrevista.

 

Pepa Pig, el autismo y el consumo responsable. Aunque no parezca, también es un post sobre política.

Hace unos meses estaba viajando en mi auto hacia el taller que confecciona nuestros pañales ecológicos GoGreen. Es un camino precioso, bordeando un río, con árboles y mucho verde. En la radio conversaban sobre las noticias falsas. No era un tema que me interesara demasiado pero estaba lo suficientemente relajada y disfrutando del paseo. Así que pude mantenerme abierta y seguir escuchando como discurría el diálogo mientras yo me deslizaba plácidamente sobre la ruta serpenteante. Así, con la fluidez con la que pasaba cambios, fui entrando en un tema que habitualmente no captaría mi atención.

Siendo una fiel adherente a la verdad, si hay algo que realmente me hace reaccionar con enojo es la mentira. Mis hijos lo saben bien. No importa qué hayan hecho, pueden decirme la verdad porque una de las pocas cosas que me hace enojar es que me mientan. Bueno, no es para tanto. Me enojan unas cuantas cosas más. Como cuando estoy cansada… todo me enoja. También me enoja que se peleen en el auto o tener que llamar a cenar cinco veces para que reaccionen y se dignen a venir a la mesa.

Pero volviendo a la ruta, la radio y el informe. El periodista comentaba una serie de estrategias que se utilizan actualmente en el ámbito de la información digital con fines de manipulación. Se crean noticias falsas que forman opinión pública y logran así  dominar tendencias de mercados económicos, políticos y sociales. Esto sucede incluso por accidente. Para poner un ejemplo mencionaron el caso de un posteo de un ciudadano estadounidense que publicó en su facebook una foto de numerosos micros trasladando gente en una localidad donde Trump estaría haciendo un evento campaña.

La foto fue la chispa que encendió una verdadera explosión con cientos de miles de “compartidos” y “republicados” armándose una bola de nieve inmensa y la publicación fue mencionada en los noticieros nacionales. Se hizo tan viral que la agencia de turismo dueña de los micros salió al cruce aclarando que no se trataba de una movida política, sino que estaban trasladando pasajeros a un congreso científico.

El autor de la foto, un tipo honesto y nada malintencionado según la opinión del periodista, publicó entonces una aclaración desmintiendo su versión original. Pero esta segunda publicación tuvo una repercusión ínfima, muy pocos la vieron y no se viralizó en absoluto.

Cientos de miles de personas aun están convencidas de que la campaña de Trump, ese día, en ese lugar, trasladó mercenarios pagos para rellenar un evento político antiético, perverso y por qué no, diabólico.

El periodista explicaba el complejo contexto social relacionado con el fenómeno: no solamente existen agencias de noticias falsas que salen indemnes de (casi) todas sus sucias jugarretas sino que también las propias redes sociales, como Facebook, alimentan el fuego del consumo de este tipo de noticias, haciendo un cuidadoso (y espeluznante) rastreo de nuestras opiniones políticas, de nuestros hábitos de consumo y de nuestras ideas más amadas y temidas. Ya sé que lo sabés, pero digámoslo de nuevo: Facebook gana dinero gracias a que le das libre acceso a tu privacidad. Y nos tira bien arriba en el muro artículos, promociones y notas que reafirman y reflejan nuestra visión -siempre parcial, hay que reconocerlo- de la realidad. No es tu culpa que tu visión sea parcial. La mía también lo es. La de todos. A menos que te tomes el trabajo de ir de incógnito a la cueva del enemigo y aprendas a amarlo sin perder tus convicciones, como hizo Theo Wilson: un hombre negro infiltrado en la ultra derecha alternativa de Estados Unidos.

Sé que estoy escribiendo al filo del precipicio. Y concientemente NO QUIERO ENTRAR en el asunto nacional porque lo que tengo para decir trasciende todo tipo de oritentación política. Lo que nos pasa como argentinos está pasando a nivel mundial. Hay división. Hay bandos. Hay enemistad sostenida por sospechas ideológicas donde antes hubo lazos de amor y amistad. Yo veo la grieta. A veces me paro de un lado. A veces del otro. Pero en realidad quiero caminar por medio de su hoyo negro y ver con qué me encuentro. Amo demasiado a mis amigos de ambos bandos. Ya no quiero estar de acuerdo con todos los que me rodean, sino que quiero aprender a amarlos pese a nuestras diferencias.

El hecho es que en la era digital, todos somos consumidores de información. Y así como los pañales ecológicos que fabricamos responden a una necesidad del mercado y permite a miles de familias ser consumidores responsables que buscan minimizar el impacto causado por su huella ambiental, quisiera que del mismo modo mi trabajo como educadora responda a la necesidad de miles de familias de ser consumidores responsables (y a salvo) de la información digital sobre crianza, salud y desarrollo para minimizar la nociva huella sistémica causada por la manipulación mediática.

Así, por ejemplo, cuando a una madre que está haciendo todo lo que está a su alcance y más allá, moviendo cielo y tierra para encender el aprendizaje de su pequeño niño con un potencial diagnóstico de desarrollo, es fundamental que ella sepa que no es cierto que Pepa Pig causa autismo. Que esa fue solo una noticia falsa más, aunque más perversa que muchas otras. Que el portal que publicó esa información malintencionada y mentirosa es conocido por no ser fiable, que la nota originaria nombra científicos e investigaciones inexistentes y que a los días, después de haber obtenido millones de visitas, se publicó impunemente una desmentida que apenas vieron un puñado de personas. Es cierto que mirar pantallas no es lo más indicado para la primera infancia por muchos motivos. Pero de ahí a decir que Pepa Pig es causante de autismo hay un abismo. Es como cuando decían que los cassettes de Xuxa escuchados al revés eran diabólicos… o que Hello Kitty es el mismo demonio camuflado de gatita buena… Si vamos a consumir información, es imprescindible que defendamos nuestro derecho comunitario a no ser engañados de todas las formas que seamos capaces de concebir.

Y ya que estamos, quisiera de una buena vez por todas que el mundo entero entienda que las madres no son la causa del autismo en sus hijos. Esa es otra mentira inventada sin ningún fundamento ni pudor por la mismísima comunidad científica de la década del ´40. La misma comunidad científica que ahora declara haberse equivocado y mal interpretado los hechos. Aun hoy, 17 de febrero de 2018, los científicos e investigadores no saben a ciencia cierta qué es lo que causa el conjunto de síntomas que pueden definirse como autismo aunque tienen muchas pistas: algunos van tras el microbioma alterado del intestino, otros por los contaminantes ambientales, las intolerancias alimenticias y quizás (aunque aun no lo identifican claramente) cierto trastorno neurológico de base genética. Pero sí hay algo que saben con certeza: saben qué no causa autismo, y definitvamente saben que no son las madres. Así y todo, profesionales de la salud y la educación siguen acusando a las madres de mil formas camufladas bajo el disfraz de sanos consejos y buenas intenciones. Enorme y maligna mentira.

Pocas veces he visto mujeres con ese tipo de fuerza en la mirada y la acción, de intensidad en el amor y en la humildad, de vocación de aprendiz eterno y de capacidad de sacrifico como las madres de niños con diagnósticos. Las amo. Y son merecedoras de mi más íntegra admiración y respeto. En honor a ustedes y a sus bellísimos hijos, he escrito este artículo.

 

¡Qué felicidad, hoy me toca trabajar!

Te cuento en este video un aspecto fundamental de la formación: la garantía de que a traves del proceso de transformación que la formación genera vas a poder gestar un proyecto laboral auténtico que honre tus dones, que te haga feliz, que sea un servicio para tu bien y el de tu comunidad y que además ¡te permita ganarte la vida! Es mi compromiso y mi garantía que al finalizar los 6 meses de la formación, si hiciste las actividades y experiencias que la formación incluye, vas a tener una vida laboral por completo nueva y próspera. Tu comunidad ya necesita el servicio que vos vas a brindar, te está esperando y está dispuesta a pagar en retribución el valor que realmente tiene tu tarea. Te lo digo por experiencia.

Detalles y contenidos de la Formación de Facilitadores de Juego Libre y Crianza

La Formación de Juego Libre y Crianza tiene tres grandes áreas de aprendizaje al rededor de las cuales se despliegan los contenidos, las prácticas y el intercambio.
play-color-colorful-toy-laundry-jam-1151839-pxhere.com* Teoría, Técnicas y Práctica de Facilitador Juego Libre y Crianza. Este es el espacio más formal del programa y te va a permitir conocer en detalle la teoría y las técnicas y ganar maestría en su puesta en práctica.
Los contenidos están organizados por módulos con contenidos en audio, video y cuadernillos de práctica semanales que a todos los cuales se accede de forma online y permanente. Estos contenidos abordan las siguientes áreas:

  • La Educación Libre y su relación con la Crianza. Contexto histórico y actual. Puentes posibles entre la teoría y la práctica. Estudio de casos, aprendizajes y desafíos.
  • Paradigmas educativos y de crianza de vanguardia. Deconstrucción de la mirada y guías de aprendizaje neuronal para a aprender a mirar con nuevos ojos.
  • Así como es adentro es afuera. La automirada y disponibilidad interna del facilitador de Juego Libre y Crianza y su reflejo en el espacio externo.
  • El campo lúdico, sus elementos esenciales. Claves del éxito en la diagramación del espacio, materiales y objetos lúdicos para favorecer el Juego Libre.
  • La familia y su relevancia esencial en el desarrollo del niño que juega en libertad. El campo sistémico, recursos y estrategias para apreciar los órdenes del amor y sus movimientos.
  • El campo lúdico y detalle de cada una de las capas que lo conforman: movimiento, emoción y pensamiento como elementos de un mismo sistema. Estrategias clave para favorecer su despliegue autónomo y armonioso.
  • Características del desarrollo en la primera infancia: motricidad, comunicación, alimentación, juego, sueño, límites y sistema familiar desde la perspectiva del Juego Libre.
  • Vínculo y límites, un ecosistema que requiere un dinámico equilibrio. Cómo acompañar las experiencias del aprendizaje, los hitos de desarrollo, las frustraciones como materia prima para nuevos logros y los primeros pasos en la socialización desde el respeto y la confianza.
  • El diseño e implementación de proyectos de Juego Libre y Crianza en función del propio ser. Punteo de sus elementos esenciales y guía paso a paso para su creación en cooperación con tríadas de trabajo formadas por integrantes de la Formación en diálogo con la Formadora.

hand-play-leaf-flower-finger-red-1135247-pxhere.com* Autoeducación para la Libertad y el Respeto. Este es el espacio de experiencia directa para focalizar y profundizar el proceso personal de autoeducación y de autoconocimiento y se facilita a través de tutorías individuales y tareas personalizadas de desarrollo personal. 

  • Las tutorías no tienen un currículum previamente pautado sino que responden con asertividad a la necesidad de cada aprendiz en su momento presente.
  • No se puede ofrecer lo que no se tiene. Por ello, para asegurar el éxito en la creación de tu propio proyecto de Juego Libre y Crianza con respeto es necesario que recorras tu propio camino hacia la autoliberación y el auto respeto. La función de las tutorías es brindarte un espacio privado de crecimiento y tranformación, liberando para tu mayor bien posible tus propios paradigmas internos.

 
light-bokeh-blur-abstract-glowing-texture-1153069-pxhere.com* Sinergia Comunitaria de Diseño, Implementación y Sostén de Proyectos de Juego Libre y Crianza. Este es el espacio comunitario de pertenencia para ensayar, crear e implementar el propio proyecto. Ámbito creativo donde compartir dudas, analizar casos y recibir asesoramiento directo sobre la diagramación, la implementación y el sostén de los proyectos de Juego Libre y Crianza que cada participante diseña a partir de los contenidos teóricos, los trabajos prácticos y las sesiones individuales de tutoría.

  • Tríadas autogestivas para nutrir y sostener los procesos de aprendizaje, transformación personal y diseño de proyectos de juego libre.
  • Comunidad de aprendices de la Formación de Facilitadores de Juego Libre y Crianza. Espacio comunitario de sinergia y diálogo colaborativo, donde se comparten recursos, dificultades, dudas, éxitos y -a veces- sugerencias de series de Netflix o gustos de helado favoritos. Un lugar para hacerse de nuevos amigos igual de apasionados que uno por el juego y la crianza.
  • Notas de Tu Genia Interior de Juego Libre. Breve inspiración lúdica diaria por mail con propuestas sencillas pero significativas para tu autoconocimiento, empoderamiento y despliegue de la creatividad.

 


Te cuento en el siguiente video un aspecto fundamental de la formación: la garantía de que a traves del proceso de transformación que la formación genera vas a poder gestar un proyecto laboral auténtico que honre tus dones, que te haga feliz, que sea un servicio para tu bien y el de tu comunidad y que además ¡te permita ganarte la vida!

Es mi compromiso y mi garantía que al finalizar los 6 meses de la formación, si hiciste las actividades y experiencias que la formación incluye, vas a tener una vida laboral por completo nueva y próspera. Tu comunidad te está buscando, ya necesita el servicio que vos vas a brindar, te está esperando y está dispuesta a pagar en retribución el valor que realmente tiene tu tarea. Te lo digo por experiencia.

Para + info contactame x whatsapp  +54 9 11 5844 2323 y coordinamos una entrevista.